Chivilcoy es una ciudad ubicada en el centro este de la provincia de Buenos Aires, a 164 km de la Capital Federal, sobre la RN 5 y las rutas provinciales RP 30 y RP 51. Es la cabecera del partido homónimo. Su nombre es de origen mapuche/araucano: Chi, es una partícula de adorno eufónico, como está antepuesta a la raíz, significa “el, la, los, las” (aquí el”; vill todo; có, agua. Luego Chi-vil-có, área de reunión de las aguas o “cuenca”. El vulgo y el geógrafo, sea por ignorante, o por suavizar el “có”, le agregaron la “y”.

Otra aceptación, tan fundada como la primera, sostiene que la palabra “Chivilcoy”, proviene, efectivamente del Araucano, y también es un compuesto gramatical, es decir, una oración o frase, en vez de un nombre, tal como los anteriores habitantes denominaban los referentes geográficos, en base a alguna particularidad del mismo que lo permitiese identificar. En este caso, que no deja detalles al azar histórico, lo que varía son las palabras involucradas en la oración: Che (En Araucano y de raíz Mapuche: Gente, Gentes ó Habitantes), Hué (Lugar, Paraje, Poblado), Có (Deformación del original “Cué”,el cual derivó a la representación de “Laguna, Cuerpo de Agua”, y su versión minimizada “Có” termina representando simplemente “Agua”). Por último, algunos historiadores sostienen que el agregado Y no es azaroso, sino que es representación de importancia, señalando lugar estratégico para la raza otrora habitante. Por esto, deviene que CHE-HUÉ-CÓ-Y, cuya transcripción en bruto sería “GENTE-DONDE-AGUA-IMPORTANTE” y que puede traducirse fielmente en Gente (ó Pueblo) Donde hay Agua importante (o agua grande), termina transformandose, en virtud de la agilización de la pronunciación, en Chivilcoy. Por ello, “Gente donde hay agua importante” puede hacer alusión a algún asentamiento o toldería, situada como paraje en las rutas del indígena a través de estas pampas, cercano a una importante laguna (pues Có puede interpretarse como Cué, lo cual es “lago o laguna”) o cursos de agua. Sobre la teoría de una gran alguna, puede citarse a la Laguna El Tigre, la mayor en extensión en la actualidad, en la cuenca del arroyo Las Saladas, o bien el desaparecido “Lago Las Rosas”, muy conocido en el pasado pueblerino y que se extingue con la canalización de la cañada Montenegro.

Otras aceptaciones, que aunque difieren particularmente, son relativas a las excelentes cualidades hidrológicas del entorno, sostienen que la denominación puede deducirse en “Mucha agua buena”,”Vertientes de agua”, inclusive el significado comúnmente aceptado de “El todo aguas”. También existe en la provincia de Mendoza, un paraje denominado “Chivilcoy”, aunque no existen pruebas firmes de que exista una relación entre los dos puntos, a excepción de la versión que sostiene que, tal como el pueblo indigena de Quimivill (Tucumán) fue trasladado prisionero hacia la costa del Río de la Plata, a una reducción católica que tomó el nombre de este pueblo, y que con el correr de los años se convirtió en la ciudad de Quilmes, pudo haber existido en la provincia de Mendoza también un facción Araucana que haya sido trasladada por la fuerza por el ejército en epocas del virreinato, hacia estas tierras, aunque esto no está históricamente fundado, y no hay aún registros que lo ratifiquen.

Historia
El partido de Chivilcoy se funda el 28 de diciembre de 1845 y el pueblo de Chivilcoy el 22 de octubre de 1854

La fundación del partido de Chivilcoy, deviene de una decisión de gobierno, y solicitud de los muchos vecinos radicados en la zona aledaña a los arroyos Las Saladas, Chivilcoy y la Cañada Rica. Los censos muestran que ya para esa época, existía un importante número de habitantes, principalmente hacia el actual Sur del Partido.

El territorio, que era parte del antiguo partido de Guardia de Luján, con cabecera en la Villa de Luján (actual ciudad de Luján), se veía muy postergado por la inexistencia de un juez de paz, capilla y cementerio, y también de un núcleo urbano que aglutine las actividades comunales. A si vez, su dependencia de aquella cabecera, generaba un estado de aislamiento en la zona por las enormes distancias que separaban a los poblados entre sí, y para con la administración del territorio. Es por ello que se elevan varias solicitudes, haciendo eco de éstas el Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas, quien decreta el 28 de diciembre de 1845 la partición del antiguo partido de Guardia de Luján y crea el partido de Chivilcoy.

Esta nueva jurisdicción comprendía, además del territorio del actual partido de Chivilcoy, sectores de los actuales partidos de Alberti, Chacabuco, Suipacha, Navarro y Veinticinco de Mayo.

La fundación del centro urbano, a su vez, es impulsada a partir de la creación del partido, por un grupo de vecinos de entre los más influyentes, como Federico Soares, Miguel Calderón, Anastacio Chávez, Manuel López, Manuel Villarino y Valentín Fernández Coria, entre otros.

Se suceden varias misivas al Gobierno central, a fin de que se concediese permiso oficial para la fundación de un nuevo pueblo, que aglutinase las actividades y sea asiento de las autoridades municipales, escuelas, sirva para concentrar la población dispersa. Habiéndose autorizado la fundación, se suceden algunas asambleas vecinales en donde se debate, principalmente, la ubicación del pueblo.

Se organiza, el día 20 de Octubre de 1854, y luego de la asamblea, un recorrido por las tierras a fin de ubicar un lugar apto para la fundación y crecimiento del pueblo, aunque infructuosamente, por lo cual, llegada la noche, deciden proseguir la tarea dos días después.

El 22 de octubre de 1854, luego de la asamblea, salen en comitiva los presentes, para observar las tierras y determinar el solar apropiado para la ubicación. En lo protocolar, se portaba una pala bruñida, sin usar, símbolo del trabajo y la pujanza del pueblo, la cual se hincaría en los suelos en el lugar elegido.

Pasado ya un largo rato sin determinación consensuada, es Valentín Fernández Coria quien, de improviso, toma la pala y se lanza a la carrera sin que pudiesen los presentes hacerse de él. En tanto, es cercado por algunos vecinos, aunque antes de caer, arroja la pala, de tal manera que queda hincada en los suelos, donde se reconoce históricamente al centro en torno al cual se desarrollará el pueblo de Chivilcoy. Este sitio, se ubica en el punto de la actual plaza 25 de Mayo, donde se alza la “figura de Clío” escultura evocativa de la historia, portadora del pergamino de los supremos fallos de la historia “25 de mayo de 1810 – 9 de julio de 1816”.-

En la asunción de Domingo Faustino Sarmiento como Presidente de la República, pronuncia en su discurso histórico la frase “haré cien Chivilcoy…”, refiriéndose a la pujante ciudad.

Sarmiento, muy ligado a la ciudad desde que hiciese primeros contactos con los vecinos a su paso junto al Ejército Grande de Urquiza, se interesaba fuertemente en consolidar demográficamente las tierras ganadas al indio tras la guerra contra los pueblos indígenas de la Provincia, y proponía a la ciudad de Chivilcoy como modelo de colonia a implantarse en todas esas ámplias planicies desiertas y ricas. Es el propio Sarmiento quien propone a Manuel Villarino, la traza del pueblo, tomando como idea la norteamericana Baltimore en el trazado urbano, y rodeada la ciudad por un extenso anillo de chacras. La idea utópica de Sarmiento no perduró ya sea por las trabas políticas y burocráticas del lobby roquista que por entonces dominaba el gobierno central, o bien por desidia del mismo ejecutivo, aunque este plan de ciudad, con ligeras variaciones producto de las modificaciones que promueven los cambios tecnológicos, culturales y el crecimiento demográfico, hasta hoy perdura y puede observarse.

La ciudad crece paulatinamente desde su fundación, constituyéndose pronto como una de las demográficamente más importantes de la región. Hacia 1859, concentraba alrededor de 6500 habitantes y una planta urbana consolidada de unas 20 hectáreas, y contaba con comercios de rubros necesarios para la población existente. Hacia 1866, se produce un suceso que cambiaría la vida del tranquilo pueblo pampeano: la llegada del ferrocarril. Esto se consuma el 11 de septiembre de dicho año, en el cual se inaugura la Estación Chivilcoy Norte. El trazado, que desde la localidad de Gorostiaga se extendía hacia el Oeste, arribaba a la ciudad por la actual calle Pueyrredón, y continuaba por la actual General Paz rumbo a la ciudad de Bragado, debido al impresionante crecimiento poblacional, comienza a generar, hacia 1900 importantes inconvenientes de tránsito, incluyendo varios accidentes fatales, que comenzaron a impulsar una modificación en la traza ferroviaria de entonces. Esto se concretaría algunos años más tarde, al quedar habilitado un by-pass que partiendo desde la Localidad de Gorostiaga, evitaba en su recorrido el centro de la ciudad, estableciéndose la Estación Chivilcoy Sud, a unos 3 km del mismo. Así, se mantuvo el transito de formaciones de transporte de pasajeros por la Estación Norte, y se desvió el tránsito de cargas hacia ese by-pass al Sur. Por entonces, son inaugurados con mucha pompa la nueva Municipalidad y la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, sobre sus respectivas localizaciones primitivas. También es trasladado el cementerio, que estaba ubicado hasta 1890 en lo que hoy es el barrio PYM y donde se asientan hoy, la Escuela Nº33 y la Comisión de Fomento barrio del Pito. En la nueva ubicación, a 3500 m del centro, se construye un imponente arco de entrada, y los detalles arquitectónicos de los cuales se sirve son de un estilo sobrio, acorde al destino del predio, aunque conservando en el interior un novedoso diseño y espacios verdes parquizados, como también una importante infraestructura.

Entre 1895 y 1930 se construye la mayoría de las escuelas que aún hoy funcionan en la ciudad.

En 1929 se construye la Usina Eléctrica mediante gestiones populares, la cual provee de energía eléctrica a toda la ciudad, y es absorbida hacia la década de 1980 por el ente ESEBA, quedando inactiva hacia 1995.

Hacia 1950, otro hecho de importantes dimensiones vuelve a causar un impacto positivo en la ciudad: el entubamiento de la Cañada de Montenegro.

Este curso hídrico, que cruza a la ciudad en sentido Norte-Sur, era causante de grandes desastres en el área periférica de la urbe, principalmente en sectores donde, con la carencia de servicios públicos, existían importante número de ranchos de ladrillo y adobe, inestables y muy vulnerables que periódicamente se veían perjudicados con las crecidas de este riacho.

La construcción del soterramiento de este curso, tuvo como aspectos positivos no solo el reducir al mínimo las inundaciones en el hoy Barrio de la Plaza Florencio Varela, sino también dotar a la ciudad de un desague pluvial importante, por el cual hoy discurren las aguas de las lluvias cada vez más copiosas (asciende de 990 a 1400 milímetros anuales en solo 10 años).

Para este momento histórico, cuando Chivilcoy ya alcanzaba una población de 45.000 habitantes, se produce otro hecho de importancia, esta vez, negativo: la clausura y cierre definitivo de la Estación Chivilcoy Norte.

El edificio, que estuvo algunos años en desuso y que bien pudo ser restaurado y conservado como un museo histórico, apuntado al hecho que cambió la vida chivilcoyana con la llegada del ferrocarril, fue luego derribado, para dar lugar a la actual terminal de Omnibus hacia 1975. Este edificio, carente de todo sentido estético o estilístico en lo arquitectónico, se construye íntegramente de hormigón armado, y permanece sin modificaciones hasta el año 2005, en el cual se inician obras de remozamiento y remodelación, en las cuales se construyen los accesos, baños, y se instala con edificio propio la Escuela de Artes Visuales. Solo queda como testigo de la existencia de la estación ferroviaria, una discreta placa de bronce recordatoria.

Hacia 1970, Chivilcoy posee consolidado un 75% de la planta urbana demarcada por la primera circunvalación, además de otras areas urbanizadas en el exterior del mismo. Se produce en esta década la construcción del primer anillo de circunvalación. Este proyecto, por muchos objetado por ponerse en duda su utilidad, termina siendo un elemento de muchísima importancia en la organización urbanística de la ciudad, respetando el diseño original de la urbe. Hoy, toda el área adyacente, tanto interior como exterior inmediatos del anillo se hallan consolidados.

La planta pavimentada de la ciudad, no obstante, cubre en aquel entonces tan solo un 50% de la totalidad de calles y arterias urbanas de la ciudad. También comienza, hacia 1985, el popular barrio Fo.Na.Vi.

La década de 1985 a 1995 trasncurre sin mayores acontecimientos, a excepción de otro hecho de relevancia: la extensión de la Red de Gas Natural, que hoy llega a cerca del 80% de la población de la planta urbana.

Entre los años 1995 y 2000, merced de la crisis económica y la falta de empleo, la población decrece de 65.000 habitantes a poco más de 60.500, respondiendo esto a la emigración de familias hacia ciudades mayores (Buenos Aires, Córdoba, Rosario, La Plata, etc).

Hacia 2003 la ciudad comienza una lenta recuperación demográfica, y comienzan a concretarse obras en la ciudad, después de 10 años. Se remozan plazas y parques públicos, y se construyen nuevos espacios verdes. Se extiende pavimento en áreas consolidades. Comienzan las obras de remodelación de la Terminal de Omnibus (citada anteriormente). Del Plan Nacional de viviendas, Chivilcoy obtiene cerca de 450 unidades.

Hacia 2004 se licitan las primeras obras para la construcción del segundo anillo circunvalatorio, proyectado en ocho etapas, de las cuales las primeras cuatro se hallan aún en ejecución. Esta obra, consta de la pavimentación e iluminación de las avenidas que componen la segunda circunvalación de la ciudad, observando ramblas divisiorias parquizadas.

Hacia 2007 se amplía la capacidad de la Planta Depuradora de residuos cloacales, y se construye un nuevo colector cloacal que se extiende al sector Sur de la ciudad, alcanzando capacidad plena de servicio para unos 60.000 habitantes (En la ampliación de la Planta depuradora, sita en la prolongación de la Avenida Hijas de San José, se halló un ejemplar fósil de Gliptodonte, mamífero acorazado que habitó la región en el Pleistoceno).

Intendente:
Aníbal Pitelli, Partido Justicialista
Fundación:
22 de octubre de 1854 (Valentín Coria)
Población:
64,185 hab, (censo 2.010) hab.
Gentilicio:
chivilcoyana/o

Crédito de imagen:
http://chivilcoyvisita.blogspot.com.ar